Nacemos cegados de nuestros dones

Detrás del miedo, uno de los maestros más certeros, se resguardan nuestras virtudes y dones. Es necesario superar los temores para al fin disfrutar la vida de nuestros sueños. Casi nunca lo imaginamos, pero solemos estar sentados sobre el cofre del tesoro, buscamos nuestros talentos y nos embarcamos en odiseas que nos alejan de nuestros anhelos, cuando la respuesta está más cerca de lo que pensamos.

En honor a la verdad esta búsqueda de nuestros dones nunca es en vano, tarde o temprano terminamos dándonos cuenta de que todo lo que necesitamos yace en nuestro interior. Por ejemplo, me ha ocurrido que, tras guiar una meditación, muchas personas me aseguran que mi voz y dirección calman y transmiten paz. Cuando me comentaron esto por primera vez, yo no tenía idea de que mi voz pudiera tener esos efectos en los demás, pues la consideraba fea y me avergonzaba de ella. El miedo a ser rechazado me hacía creer que había algo malo en mí, sin embargo, detrás de este temor estaba una de mis fortalezas.

Así como el miedo nos detiene una y otra vez, y de esa manera nos enseña, el corazón nos permitirá ser pacientes: nuestra intuición nos dirá que lo intentemos, que no abandonemos nuestras pasiones y nos hablará para que confiemos. Yo tenía tantas ganas de compartir un mensaje mediante la voz de mi corazón que, a pesar de mis propias censuras, terminaba haciéndolo y compartía lo que necesitaba salir de mi interior.

Nuestro ego nos hace creer que las cosas deben ser «todo o nada», cuando lo que mejor funciona es ir poco a poco, con dedicación y paciencia lograremos afrontar la ilusión del ego. Cuando veo mis primeros videos y transmisiones en vivo, observo lo mucho que he crecido y, aunque no estoy aún en el lugar que deseo, me enfoco en disfrutar, confío que subiré escalón por escalón hacia mi meta. Cuando nuestra vida se llena de pasión, el corazón se llena de gozo.

Todos tenemos dones y en la medida que los desarrollemos nuestra vida se transformará. Dejemos que el corazón disfrute gracias a nuestros talentos, habilidades y pasiones, confiar en el proceso activa la magia que requerimos en nuestros días. ¡El mundo necesita de tus dones, permite que estos afloren!

Namasté,

Dano

Publicado por Dano González

Avanzando en el camino de la luz.

Un comentario en “Nacemos cegados de nuestros dones

  1. Wooow Dano. Toda la información de tus Podcats esta padrisima . Hoy envié Runas de Sanación a una tía a larga distancia, . .viendo su foto en mi table y entre mi ojo derecho y mi mano derecha muy fuerte se veía la luz verde esmeralda del Arcángel Rafael . Cada día me sorprenden más mis Ángeles y Arcángeles . Bendiciones infinitas para ti. Y millones de Gracias por transmitirnos tan valiosas experiencias y datos de nuestros amados Angeles. NAMASTE

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: