fbpx
El poder de elegir.

El poder de elegir.

Creo que desde que nací, he sabido o entendido que el ser feliz, es algo a lo que tenemos derecho todos. Sin embargo conforme fui creciendo me fui dando cuenta que tanto a la gente le costaba trabajo ser feliz, y creo que sin darme cuenta, me empezó a costar trabajo, algo que siendo niño se me daba con mucha facilidad. Ahí fue donde me di cuenta de que dependía la felicidad.

Es increíble como nuestras responsabilidades como adulto nos hacen alejarnos de la felicidad, creo yo, por que pensamos y nos olvidamos que ser feliz no es una cuestión de edad, sino más bien de una elección personal. Pues la felicidad es una elección que cada quien hace.

Se nos olvida invariablemente que se puede ser feliz en toda circunstancia, pero se nos olvida mucho más que ser feliz no tiene mucho que ver con las satisfacciones o los placeres de corto plazo. Por eso de repente nos vemos atrapados buscando la felicidad en la comida, las compras, o en las personas, entrando a una búsqueda incesante de sentirnos felices.

Pero desgraciadamente, en este camino, la felicidad no se encuentra, pues en realidad el único lugar en el que la podemos encontrar es en nuestro interior. Y si bien a veces el equivocarnos nos termina llevando a donde queremos estar, la infelicidad de estas elecciones es mayor que el tiempo que nos dura su satisfacción.

Por si fuera poco, es muy vulnerable, no depende de nosotros. Por lo que si dependemos de factores externos para ser feliz, esto va a ser complicado cuando en realidad la felicidad puede ser tan fácil como simplemente decir serlo.

Merecemos ser felices, la vida no es en realidad tan complicada como muchas veces creemos. De ahí la importancia de aceptar que ser feliz es una decisión que depende de nosotros mismos. Aunque es un hecho que casi todos tenemos o hemos tenido apegos y condicionamientos a nuestra felicidad. Pero sin muchas vueltas podemos decidir estar por encima de ellos y en verdad ser feliz.

El poder de elegir es una practica que si se vuelve un habito, en verdad hace que vivamos disfrutando nuestras bendiciones.

Namasté.

Dano González

Avanzando en el camino de la luz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú

A %d blogueros les gusta esto: