fbpx
Para los trabajadores de la luz: Tu mensaje es importante pero debes tener esto en cuenta

Para los trabajadores de la luz: Tu mensaje es importante pero debes tener esto en cuenta

Todos los seres humanos tenemos mucho que compartir con el mundo, pero en particular los trabajadores de la luz tienen su misión basada en ello. Este mensaje puede transmitirse de muchas formas, ya sea hablado, escrito o siendo ejemplo, pero es importante que encuentre la forma de hacerlo para evitar que haya sufrimiento o frustración en el/ella.

En primera instancia me refiero al lugar desde donde comparte. Pues el trabajador de la luz tiene una necesidad básica de hacer de este un lugar mejor para vivir, esto muchas inconscientemente hace que se fuerce su mensaje o incluso se imponga.

La necesidad básica de compartir su amor, debe venir de su corazón y no del miedo a no cumplir su misión. Lo cual rige a muchos trabajadores de la luz que conozco incluyéndome en ellos. Al no cobrar consciencia de que lo somos y a lo que venimos, hace que invariablemente intentemos forzar las cosas.

Pero no todo está del todo descompuesto, pues es incesante necesita es la que hace que en algún momento logremos descubrir quienes somos así como a lo que venimos: ser un ejemplo de amor. Ahí es donde necesitamos empezar a dejar que el ego nos influya.

En mi propia experiencia las tres situaciones que más me afectan son las siguientes:

1. El miedo subconsciente de que no cumpla mi misión. Eso me hace sentir una prisa al sentir que el tiempo no me va a dar, o que debería estar en un lugar diferente al que estoy actualmente, pero todo esto viene de mi ego, que me está desconectando del presente, y sin querer queriendo en realidad esta actitud hace que me aleje de mi misión, que en realidad no es otra más allá que ser feliz.

2. Querer salvar a los demás. Venimos a servir, por lo que las personas a nuestro alrededor son magníficas oportunidades de hacerlo. Con el pequeño detalle que queremos cambiarlos sin que ellos no los pidan. Cuando en realidad nuestro enfoque con los demás debe ser amarlos no querer cambiarlos.

3. Querer ganar algo. Tu mensaje sin duda es importante, pero si este se contamina por una necesidad de éxito, dinero o cualquier otra que venga del ego, tu mensaje se ve afectado y deja de vibrarle a los demás. No es que eso tenga algo de malo, sino más bien que debe ser una consecuencia natural y no el fin de tus acciones, o mucho menos una medida de lo bien o mal que lo estás haciendo.

En el momento en el que liberar las expectativas y transmites tú mensaje desde el corazón, es cuando en realidad se vuelve lo poderoso que necesita ser. Ya Dios será el que se encargue de hacer llegar tu mensaje a quien le tenga que llegar.

Todo es perfecto y lo mejor que puedes hacer para cumplir tu misión es enfocarte en ser feliz, todo se dará como se tenga que dar.

Namasté.

Dano González

Avanzando en el camino de la luz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú

A %d blogueros les gusta esto: