6 Sencillos pasos para volver tus miedos bendiciones.

6 Sencillos pasos para volver tus miedos bendiciones.

Quien me diga que no ha tenido un espantoso miedo en su vida, seguramente miente. Aunque hay personas que saben controlar esta emoción más que otros, este sentir es algo que es parte de la naturaleza humana. Mas sin embargo el miedo se percibe como algo negativo y quizás sea por que no hemos aprendido a usarlo a nuestro favor.

Te comparto los 5 pasos para volver tus miedos bendiciones.

1. Acepta. Para empezar hay que aceptar que querámoslo o no, el miedo esta en nuestras células y en nuestro ser más profundo. Así que no hay forma de que este se vaya de nuestro ser. Aceptarlo como parte de nuestro ser hace que nos relajemos un poco y no reaccionemos a la defensiva. Aunque en realidad el miedo nos pone en el instinto básico de pelear o huir, lo cual altera enormemente nuestro sistema nervioso al ponernos en un estado de estrés.

Yo era de los que creía que el miedo debía desaparecer de mi vida, o incluso que era una parte negativa de mi, en el momento que deje de rechazar y juzgar su existencia, empece a aprender a convivir con el, ahora hasta ha sido más fácil fluir con el en mi vida.

2. Detecta. El miedo no es otra cosa más que una señal de que algo requiere nuestra atención, de hecho el miedo nos ha hecho sobrevivir como especie pues su función es protegernos, pero si no  conocemos nuestros propios miedos y permitimos que estos se desborden, estaremos haciendo muchas cosas que pueden afectar enormemente nuestra vida.

He descubierto que el miedo muchas veces nos indica hacia donde hay que ir, justamente hacia lo que nos da miedo. Obviamente no hablo de miedos sobre riesgos que pongan nuestra vida en riesgo, sino cuando por ejemplo tengo que hablar con una persona o dar un paso que me activa un profundo miedo, justo esa es la guía que nos presta para ir hacia ahí.

3. Aprende. Realmente es un gran maestro, ya que caigamos presa de él o logremos superarlo, la lección esta siendo aprendida. Y de hecho, nuestras más grandes lecciones personales tienen un miedo que está haciendo que no seamos capaces de dejar de prestarle atención a ellos. Justamente por que son lecciones que tenemos que aprender.

Cada vez que noto que hay un miedo afectándome, es invariablemente por que me esta mostrando que hay alguna lección que necesito aprender para regresar al amor y a la paz interior, darme el espacio para entender su mensaje es definitivamente vital para que la lección sea aprendida.

4. Fluye. Tal y como lo comentaba, el miedo nos hace crecer, en particular cuando nos atrevemos a verlo a los ojos, y en entender la raíz de lo que lo genera. En el momento en el que tomamos esta decisión nuestra consciencia crece y nuestro ser lo hace en consecuencia.

A mi me ha servido enormemente hacer un inventario de miedos, ya se lo que me afecta, así que si un miedo me activa alguna parte de mi, a través de ansiedad, sudoración o ritmo cardiaco, ya se que hay un miedo que esta activo y le presto atención. Siempre hay una lección que necesito poner en practica para que el miedo fluya.

5. Agradece. Agradecerle a nuestros miedos, hace que nos unifiquemos en nuestro interior. Los seres humanos tendemos a fragmentarnos en particular pensando en nuestros lados buenos y nuestros lados malos, esto nos hace desconectarnos de la creación y de lo divino. Pero en el momento en el que nos reconocemos como seres perfectos más allá de lo bueno o lo malo, entendemos que todo tiene una razón de ser.

Cuando logro agradecer a la vida justamente por todos los retos que me ha puesto y cada miedo que me afecta casi todos los días, me siento en paz interior. Pues honro su razón de ser, acepto la lección e integro todo para ya no estar fragmentando.

6. Reza.  El miedo sus consecuencias se apoderan de nosotros justamente por que nos sentimos mucho más pequeños que nuestros retos, pedirle ayuda a Dios, a tus Ángeles o a lo que tu creas de lo divino hace que empieces a cambiar tu vibración del miedo a la fe. Como ya estarás viendo, lo importante no es no tener miedo, sino lo que hacemos con él.

El miedo tiene su lado positivo, depende de nosotros que así sea y lo aprovechemos convirtiéndolo en una gran bendición.

Namaste.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú

A %d blogueros les gusta esto: