Así es como aprendí a contactar seres de luz.

Estamos rodeados por muchos seres de luz, estos son comúnmente conocidos como ángeles, más sin embargo va más allá de ellos. En mis palabras, yo los definiría como todos aquellos seres que trabajan junto con Dios en el cielo para ayudarnos a lograr nuestro propósito de vida.

Ejemplificando la definición de los seres de luz, serían ángeles, arcángeles, deidades, santos, maestros ascendidos y en general cualquier ser a quien se le rece.

Los seres de luz son relevantes ya que son extensiones de Dios para ayudarnos. Dios es de tan alta vibración que la mayoría de las veces nos cuesta escucharlo y contactarlo. Así que nos da  a los seres de luz quienes son más fáciles de contactar.

Al pedirles ayuda, le estas pidiendo ayuda a Dios y cuando lo hacen, es Dios a través de ellos quien nos está ayudando.

Desde mi perspectiva, cada ser de luz, representa un don o virtud de Dios. Por ejemplo, si hablamos de seguridad, sería Arcángel Miguel, comunicación Arcángel Gabriel, vivir sin obstáculos Ganesh, encontrar pareja San Antonio, fertilidad la Diosa maya Ixchel, por citar varios de distintas corrientes.

Es muy relevante considerar, que estos no se contraponen de ninguna manera. Al menos a mí, mi ego me hacia sentir que traicionaba mis creencias por pedirle ayuda a seres que no eran del catolicismo. Pero entendí que todos son amor y que con gusto me ayudan. Mientras más seres de luz, mucho mejor.

Los seres de luz no tienen ego, por lo que son en realidad amor incondicional. Eso significa que nos ayudan en todo lo que les pidamos sin condiciones y sin esperar nada a cambio.

Yo trabajo y pido ayuda de múltiples seres de luz, pero he visto que cada quien se va acomodando con los que tienen mucho más que ver con su misión de vida.

También he notado, que mis oraciones que son más efectivas, cuando le rezo al ser especialista en el tema. Por ejemplo Arcángel Rafael, con el tema de la salud. De hecho funciona cuando le pides a Dios o en general al cielo ayuda con tu salud, pero la energía esta más dispersa. En cambio si la enfocas exclusivamente a Rafael, los resultados son increíblemente superiores.

Sin embargo, aún sin saber quien es el especialista, con el simple hecho de enfocar tu intención, se logran los mismos resultados.

Debido a la ley de libre albedrío, un ser de luz no puede ayudarte si tu no te le pides ayuda.

Los que constantemente invitamos a seres de luz a nuestra vida, notamos los resultados increíblemente. Es auténticamente alinearte con todo el cielo. Así que te invito a que aprender a contactar a los seres de luz que más te vibren para que trabajen contigo y puedas sentirte en plenitud y felicidad.

Namasté