Ver las diferencias solo crea separación

Casi toda la vida me considere un lobo solitario, pues para mi siempre ha sido mucho más fácil estar solo que adaptarme a los distintos ritmos de los demás. Me costaba y me cuesta mucho el hecho de ver tan diferentes y por lo mismo, tan amenazantes a los demás. Pues esto me tiende hacer sentirme muy vulnerable, cuando en la mayoría de los casos en realidad no hay nada que temer.

Pero si hay algo que me ha quedado muy claro es que cuando me enfoco en las diferencias solo estoy creando separación. Pues estoy poniendo mi energía en lo que me separa de los demás en lugar de lo que me une con otros. Por eso durante mucho tiempo de mi vida me sentí con una falsa seguridad criticando a los distintos a mi, aunque en realidad por dentro experimentaba una enorme ansiedad por sentirme amenazado por otros.

La critica es una gran consumidora de energía, pero nuestra humanidad nos hace sentir que es la mejor opción de todas. El ego nos hace sentir por dentro que estamos haciendo lo correcto al defendernos atacando, aunque en realidad el único ataque que en realidad ejecutamos, es hacia nosotros mismos.

Si tan solo aprendiéramos a ver en los demás el reflejo de algo de nuestro interior. Quizás las cosas serían más fáciles.

Pero no estoy seguro si es algo que se pueda lograr permanentemente, nuestra tendencia es a la critica y de alguna manera a la destrucción. Por que el ego es hacia nos dirige sin querer queriendo. Lo que si he notado es cuando cobramos consciencia de nuestra tendencia somos capaces de escoger conscientemente hacia donde queremos dirigir nuestras energías.

La comparación es otra manera de criticar, aunque en este caso es hacia nosotros mismos. La mayor parte de mi sufrimiento actual, viene justamente de compararme con otros. Lo más increíble es que siempre lo hago con los que me hacen sentir inferior y no adecuado, en lugar de hacerlo con lo que podrían estar “peor” que yo. Ambas cosas traen sufrimiento pues vienen del ego, lo que quiero señalar es que la acción de compararnos nos hace autocriticarnos y hacernos sentir poco adecuados.

Pero lo que en el fondo trae el sufrimiento es que al desconectarnos de los demás y de nosotros mismos, nos estamos desconectando de toda la vida. Lo que nos hace sentir fuera de lugar e inadaptados. Como seres sociales por naturaleza esto es algo que nos genera una terrible ansiedad.

Cuando pasa esto solo es necesario cobrar consciencia, para que podamos darnos cuenta en donde estamos y definir lo que podemos hacer.

Yo tengo una sencilla técnica de tres pasos que me ayuda para afrontar este tipo de situaciones, se trata de Detectar, Liberar y Redirigir.

  • Detectar es darse cuenta de que esta pasando, si no es algo que queremos como la critica, es momento de quitarla de raíz.
  • Liberar es darse la oportunidad de desahogar la emoción que nos esta generando la incomodidad, no para que nos aferremos sino para que le quitemos fuerza, con esto podremos pasar al último paso.
  • Redirigir que es llevar nuestra energía hacia lo que queremos, por ejemplo sentirme igual de afortunado que alguien que tiene lo que yo quiero. Este ultimo paso solo funciona hasta que hemos vaciado la emoción.

Yo a través esta técnica es como logro sentirme mucho mejor respecto a las incomodidades que aveces me hacen sentirme inadecuado o en amenaza, que me lleva a caer en la critica y posterior sufrimiento.

El amor es lo que une nuestras similitudes y matiza nuestras diferencias.

Por eso el amor siempre es el mejor camino.

Namasté.