Por esto no logras tus propósitos

boletín.jpg

¿Te ha pasado que al inicio de año tienes muchos propósitos, pero transcurre el tiempo y estos no se cumplen y terminan en el olvido? ¿Cuál es la causa de que lo anterior ocurra? La razón es muy parecida a la misma que hace que el clóset, el cajón o los espacios no se ordenen; es similar a lo que sucede cuando planeamos vernos con amigos pero la reunión nunca se lleva a cabo. En muchas ocasiones los propósitos y planes se convierten en deseos y buenas intenciones porque no les ponemos fecha y hora para realizarlos.

Los propósitos de Año Nuevo suelen caer en el olvido por falta de organización y es que, aunque a veces me cueste trabajo aceptarlo, la disciplina hará que alcancemos lo que deseamos, disciplina que inicia en aclarar los proyectos a realizar.

Si no tenemos claridad en nuestros objetivos y les ponemos un grado de prioridad, será fácil distraernos y tirar la toalla. Tenemos todo para alcanzar nuestras metas, lo importante es ser tenaces, fuertes y no desistir cuando nos encontremos ante dificultades o estemos muy lejos de lo que estamos buscando.

¡Para terminar un maratón hay que ir paso a paso! Recordemos también que cualquier esfuerzo, por pequeño que este sea, nos acerca a nuestro propósito original. Paso a pasito llegamos a la meta y este camino nos enriquece, transforma y libera de frustraciones. Además pensemos que lo más relevante siempre será el proceso y no el resultado.

Dicho todo esto, quiero proponer una pequeña acción para lograr cualquier objetivo: todos los días definan, en una nota en el celular o en algún cuaderno que lleven siempre, las cosas por hacer y la prioridad de estas. Verán que este ejercicio les revelará los logros diarios.

Mi lista generalmente se parece a esta:

  1. Hacer ejercicio.
  2. Meditar.
  3. Pasar tiempo con mi familia.
  4. Asunto de trabajo 1.
  5. Asunto de trabajo 2.
  6. Asunto de trabajo 3.
  7. Cosas que surgen en el día.
  8. Mandar un correo.

Hacer una lista diaria nos hace amar el camino y nos va mostrando nuestros avances. ¡Siempre será más satisfactorio enfocarnos en el proceso y no en el objetivo, un paso a la vez todos los días!

¡Feliz Año Nuevo!,

Dano

 

 

Foto por Zohre Nemati vía Unsplas