5 pasos para manejar el desapego y dejar ir de la mejor forma.

Hace unos meses una de mis perritas falleció inesperadamente. Lo más increíble fue el dolor que le ha representado a mi hija su partida, ha pasado horas llorando, extrañando a un animal que le representaba muchas cosas emocionales. Su historia fue maravillosa, de estar distanciadas al no saber que tan bueno era que estuvieran juntas, terminaron tan pegadas que dormían una junto a la otra.

Creo que esa es una de las más grandes lecciones que nos dejó Oprah, cuando el amor existe, cualquier distancia con el tiempo se evapora.

Desgraciadamente su ciclo terminó y no podemos dejar de estar tristes por el hueco que nos dejó, y que en definitiva será imposible de llenar. Era muy alegre y llena de vida, disfrutaba prácticamente todo y nos llenó de entusiasmo su alegría. Sin tener mucho análisis que hacer, podemos darnos cuenta que el duelo de mi hija es de lo más natural del mundo.

En definitiva la vida nos pone constantemente ante la necesidad de dejar ir tanto a seres que nos llenan, como a los que nos lastimaron, así como también objetos y situaciones. La importancia de hacerlo es directamente proporcional a nuestras ganas de ser feliz, si queremos disfrutar la vida, necesitamos vivir totalmente en el presente. 

¿Como manejar estas situaciones? 

Te comparto 5 pasos para poderlas manejar y dejar ir de la mejor forma:

1. Permítete sentir. Dejar que tus sentimientos surjan, ayuda a que estos por si solos te muestren el camino que hay que recorrer para regresar a la paz. Evitar sentir nos genera un apego que es muy dañino a largo plazo.

2. Cobra consciencia. Aunque puede parecer que es más difícil dejar ir a nuestros seres especiales, pues la alegría de su presencia es algo que nos genera un apego y que nos complica quererlos dejar ir, la realidad es que las personas o situaciones que nos han lastimado también nos dejan una huella que difícilmente queremos reconocer. Darnos cuenta del rencor, ira, o alegría que nos causan las personas nos hace ver la raíz de nuestro apego.

3. Libera. Dejarte sentir lo suficiente para que la emoción este en su máximo esplendor, para que puedas con consciencia tomar una decisión importante, dejar ir. Puede estar muy claro en tu mente, pero si tu corazón no lo esta, será imposible liberarte del recuerdo. La única forma de disfrutar el presente es estando libre del apego al pasado.

4. Enfócate en el presente. La aceptación es el último paso y la única forma de lograrla es cuando ya haz atendido las emociones que la situación te presenta. Eso es lo único que en realidad te conecta al presente. Es posible que los recuerdos intenten afectarte, pero enfocarte en que el show debe continuar y en completa entrega con la sabiduría divina, harán que puedas ver las cosas en perspectiva.

5. Agradece. Ya sea una persona o situación, positiva o no tanto, han aportado algo para ti. La gratitud te hace ver e integrar la bendición que esta representa. El universo puso esa situación en tu vida y el poder de la gratitud hace que te sirva para tu más alto bien. ¿Que tanto puedes agradecer y bendecir?

Los ciclos son parte de nuestra vida, para vivir en plenitud necesitamos aprender a vivirlos entendiendo las bendiciones que estos nos presentan. Queramos o no, las cosas comienzan y terminan. Aprendiendo a fluir logramos bajo cualquier circunstancia ser felices. 

Namasté.

Publicado por Dano González

Avanzando en el camino de la luz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: