fbpx

La Abundancia es tu estado natural

El universo te respalda

La abundancia es un derecho divino que tenemos todos, sin embargo cada persona la manifiesta de distintas formas, algunos la viven en total plenitud, otros solo en algunas áreas y hay quienes en definitiva parecería que la abundancia se ha olvidado de ellos. Más allá de esto, la abundancia es nuestro estado natural por lo que estar en la búsqueda de ella es lo que nos trae grandes aprendizajes.

http://gph.is/1THh4pO

Lo primero que hay que aceptar y que puede ser muy doloroso es que la responsabilidad de ser abundante no es de nadie más que de ti mismo. No es responsable el gobierno, ni tu pareja, ni tu familia, ni nadie más que las creencias que hay en tu interior las responsables del nivel de abundancia que experimentas en tu vida.

Yo he vivido ambas caras de la moneda. Mi época de carencia me ha traído grandes aprendizajes que incluso me han hecho cobrar consciencia de las claves para tener abundancia en mi vida. La primera y quizás más importante es la fuente de la abundancia, muchos hemos pensado en el algún momento de nuestra vida que dependemos de algo o de alguien para vivirla y lo único que estamos haciendo en realidad es bloquear su flujo.

La verdadera abundancia solo viene de una fuente, Dios. Cuando confiamos plenamente en que así es, empezamos a materializar nuestro estado natural de abundancia. Nos permitimos ser una sucursal de la abundancia divina. Nuestra esencia es ser tan ilimitados como el universo. Pero solo lo volvemos real si confiamos en este hecho.

En cambio, lo que bloquea el flujo de abundancia es precisamente todo lo contrario. Cuando creemos que estamos separados de Dios, que somos distintos. Lo que nos trae un enorme temor a no tener. Asumimos una responsabilidad que no nos corresponde, la de nuestra providencia. En el momento que nos da miedo, le impedimos al universo darnos todo lo que queremos y necesitamos.

Así de simple, nuestro enfoque es lo que nos dará una experiencia ilimitada o todo lo contrario. Mi definición de abundancia es la confianza plena en el universo. Pues solo teniendo fe en quien eres, sintiéndote merecedor y reconociendo que Dios es plenamente abundante, harás que su presencia se vuelva tu presencia y su esencia de riqueza se vuelve la tuya también.

Yo creo en un Dios bondadoso, que quiere que yo viva con todas las comodidades y que me respalda para que así sea. Sé que si soy abundante el mundo también lo es, tengo para compartir y más.

Creo en mi, como ser abundante, pues es lo que soy y lo que tú eres también.

Namasté.

Publicado por Dano González

Avanzando en el camino de la luz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: