Alinearte a tu misión implica.

Ser semilla estelar te hace poseedor de ciertas características únicas que te hacen particular de los demás reinos angelicales. Servir a pesar de ser una cualidad en común con otros reinos se manifiesta de una manera muy pronunciada en ti, esta necesidad cuando no esta consciente genera una enorme ansiedad, palpitaciones y otra serie de afectaciones físicas.

He notado esta cualidad en todos los stars que conozco y se traduce en la sensación de que el tiempo se va a terminar, taquicardia y otras manifestaciones derivadas de la ansiedad. Recordemos que los stars son una especie de misioneros cósmicos, estos signos son un tipo de alarma que garantiza que no se olviden de que vienen de misión y que “hay algo pendiente por hacer”. 

Alinearse a su misión implica recordar quien es, a que viene y sanar lo que le impide servir. Alinearse a su misión implica sanar también las sensaciones de ansiedad.

Alinearse a su misión implica probar las delicias del servir a los demás.

Y si aun no han sanado; relaciones codependientes, abuso y no saber darse a respetar. En el fondo creen que es lo correcto por servir, aunque sea de la manera equivocada.

El ego con el que nacen no es algo con lo que estén acostumbrados en su planeta de origen, por lo que se les olvida la dualidad de esta dimensión planetaria. Y aunque para venir todos aceptaron las reglas del juego, ya en practica se siente muy intenso.

La misión más importante de una Semilla Estelar es sanar. A través de su propia sanación es como logra mejorar este mundo y por añadidura servir a otros, pero, si no sana las cosas con las que nace, estará ayudando a costa de si mismo. La semilla necesita sanar para poder ayudar como sabe que lo viene a hacer.

El dolor es simplemente un recordatorio de eso, tiene que sanar, en el momento que sana encuentra la lección que le ayuda a saber hacia donde debe dirigirse.

Ser ejemplo de algo distinto es lo que hace que los Stars sean tan necesarios en la tierra. Por eso necesitan escuchar su ansiedad y aprender a calmarla. Ahí es donde empieza a despertar el verdadero poder de ellos, en el interés de cambiar, hacer la diferencia.

El miedo está ahí, en cada una de las semillas estelares. ¿Su función? recordarles su verdadera grandeza.

Namasté.

Publicado por Dano González

Avanzando en el camino de la luz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: