Así es como se disfruta lo incómodo.

Comúnmente, me toca en estas en situaciones en las que no tengo de antemano ganas de asistir, compromisos o de repente personas con las que no es tan fácil convivir. u ha Así que gracias a Dios, tuve la iluminación de encontrar una manera de hacerlo e incluso hasta disfrutarlo.

Me gustaría empezar hablando sobre esa aversión para ir, la cual no es otra cosa que una resistencia interior que viene de nuestro ego. Esta nos bloquea a vivir lo que nos toca vivir y puede incluso terminar haciéndonos sufrir si se sale de control. En cambio por el otro lado esta nuestra capacidad de aceptar las situaciones que nos tocan vivir, lo cual viene del amor.

Descubrí que esa resistencia me impide disfrutar mi presente, me hace condicionar a como deben ser las cosas y en el fondo me convence de que todo debería salir como se me da la gana, lo cual es imposible de controlar, ahí es donde si me descuido el ego aprovechará para hacerme sufrir con tanta situación que no puedo controlar.

Pero lo que si puedo controlar, es mi reacción ante las circunstancias, y mi poder verdadero radica en si me quiero conectar al miedo o al amor. Con un simple reenfoque puedo conectarme a lo que me hace sentir mejor, las bendiciones.

Con las simples preguntas, ¿Qué es lo que puedo aprender de la situación?, ¿Qué puedo aprenderle a esta persona? ¿Que puedo agradecer de estas circunstancias? creamos un cambio radical hacia lo que nos estamos enfocando. Este reenfoque me permite en primera, aceptar las circunstancias y junto con pegado abrirme a lo que la experiencia pueda traerme.

En este video te hablo de como cambiar tu mood rápidamente:

He descubierto que la resistencia se presenta de muchas formas, pero principalmente nos deja en una pseudo zona de confort y seguridad, cuando nos abrimos a lo que la vida que nos pone somos capaces de vivir en una estado de plenitud que quizás nunca nos imaginamos posible. Todo gracias a fluir.

De hecho, la vida nos pone justamente lo que necesitamos aprender a través de personas y situaciones, y aunque por supuesto que hay ocasiones en las que necesitamos procurar un cambio, estos cambios se dan mucho más naturales cuando aprendemos la lección en cada circunstancia.

Te invito a que hagas de esta practica parte de tu ser, venimos a aprender, cuando lo hacemos nuestra alma se nutre haciéndonos sentir conectados a la vida, lo que al final hace que cada vez tengamos situaciones de mayor armonía en nuestra vida. Usamos nuestro poder divino, y somos capaces de disfrutar a cualquier persona o situación.

Coméntame si esta practica te funciona, ¡me encantará escuchar de ti!.

Namasté.

Publicado por Dano González

Avanzando en el camino de la luz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: