La práctica sagrada de abundancia

Hace unos años, uno de mis mejores amigos me pidió un préstamo pues atravesaba una situación financiera difícil. Aunque era una persona que ya no frecuentaba mucho, lo apreciaba y le presté una suma considerable que a la fecha no me ha devuelto. Tras entregarle aquella cantidad mi amigo se desentendió y desde entonces se…

Read More

Decidí dejar de ser bueno

Muchas personas cercanas me llaman “el buen Dano”, quizá me nombran así porque casi nunca me ven molesto o, si lo estoy, observan mis emociones controladas. En situaciones difíciles, siempre trato de ser amable con los demás, el problema de esto es que en ocasiones esa ecuanimidad surge a costa mía. Tras pensar en ciertas…

Read More