fbpx

Cuando cambias por dentro también lo hace tu exterior

Recién recibí una noticia que hizo realidad uno de mis mayores miedos, ser abandonado. En cuestión de 1 año, varias personas, por distintas circunstancias se han retirado de trabajar conmigo. Lo cual la realidad es que me ha dolido enormemente pues mi ego se ha encargado de decirme que nadie me quiere.

Lo más curioso, es que cada persona que se ha ido, ha abierto la oportunidad de que alguien más llegue. Las nuevas incorporaciones sin duda han sido para mejorar o mínimo traer algo distinto. Pero aún así, el hecho de saber que alguien se va, me trae ese gran miedo.

Todo derivado de la desconfianza del futuro. Pues este es un enigma según nuestro ego, aunque la realidad es que no es así. Según como reaccione ante cada partida de alguien, es como voy a estar abierto o no a que llegue algo mejor. Si me resisto a que un ciclo cierre, solo estaré haciendo algo, estacando mi energía.

En cambio, si me permito que el universo me sorprenda, y le pido que me reponga con creces lo que se ha ido, sin duda el resultado va a ser mejor. Siempre que lo he hecho, me ha ido mejor, en el momento que acepto mi perdida y doy por terminado el ciclo, me va mejor cuando tengo la actitud correcta.

De mi depende si me quiero conectar con mi temor o con mi amor. La realidad es que todo pasa para bien. Toda esa serie de cambios que ha estado experimentando mi oficina, no ha sido más que una depuración privada de un cambio en mi energía. He cambiado, así que mi alrededor lo esta haciendo también.

Antes vibraba en mucho miedo y en desconfianza, hoy vibro en mucho más confianza y armonía  y es justo eso lo que empiezo a experimentar con la gente de mi alrededor. Parece nada, pero así como nuestra energía atrae a ciertas personas, también las repele. Eso es justo lo que pasa.

Es muy normal que cuando cambia algo en mi, me sintonizo más o menos con ciertas personas, es justo por cuestiones de vibración. Nos sintonizamos con quienes vibramos. Aunque aveces no lo tenemos muy consiente, pero podemos sentir con quienes si fluimos y con quienes no.

Nos apegamos tanto a lo conocido, pues yo creo que tenemos miedo a lo desconocido. Pero la realidad es que no podemos ser felices mientras no dejemos a las personas ir. Nadie es nuestro, ni somos de nadie. Hay muchas cosas que hace que se vayan o no, y casi ninguna depende de nosotros, así que si queremos ser felices, tenemos que disfrutarlas mientras las tengamos, y estar tranquilos cuando se vayan.

Así que debo dejar de escuchar a mis sombras, y escuchar un mensaje claro de mu luz: todo esta bien. Así que el que se tenga que ir, bienvenido, algo grandioso vendrá.

Namasté

Publicado por Dano González

Avanzando en el camino de la luz.

Un comentario en “Cuando cambias por dentro también lo hace tu exterior

  1. Lo bello de cerrar ciclos. Es el espacio enorme a dar la bienvenida al cambio, o a lo nuevo y mágico que queda…después del regalo de aprendizaje que te deja cada ser….que cruza por tu camino por su causalidad. Bendiciones

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: