fbpx

Dale un twist a la envidia, 5 pasos para convertirla en algo positivo.

Ok, vamos directo al grano. Envidio a mucha gente, en particular a esos que tienen muchas de las cosas que yo estoy buscando construir y que aún no tengo. Es entonces en donde como mucha caca, me frustro, sufro, los quiero desacreditar y lo peor es que termino con muchas ganas de tirar la toalla.

La envidia es normal, parte de la naturaleza humana,  pero no por eso nos trae resultados positivos, démosle un twist a esto. Aquí los 5 pasos que he desarrollado para convertir la envidia en algo positivo:

  1. Identifica. Estamos tan habituados a criticar, y más socialmente, tanto que ya no nos damos cuenta. La crítica es cualquier juicio que hagamos de alguien o algo y no se siente bien en particular en el área del estomago.
  2. Acepta. Resistirse a la envidia solo la hace más fuerte y nos hace sentir peor, a veces incluso de manera inconsciente. A mi me cuesta mucho trabajo reconocer que soy criticón, prefiero verme como alguien que ve todo positivo, pero la verdad es que no es así. Como escribía al principio son muchas veces en las que tengo que aceptar que la crítica es un hábito asiduo en mi. Hacerlo me permite ser compasivo conmigo y amarme.
  3. Perdóna. Si se siente feo envidiar. A veces soy muy duro conmigo y eso me hace sentir horrible, pero el simple hecho de perdonarme me hace regresar a la paz. Es súper liberador y por si fuera poco, rompe el ciclo de envidia/culpa. Perdonarme por no estar donde quiero, me hace aceptar mi presente y tener paciencia en mi proceso.
  4. Entiende. Envidiamos por que nos sentimos amenazados y desconectados de otros. En realidad cuando envidiamos estamos reflejándonos en esa persona pero desde la carencia, creemos que lo que tienen ellos, no lo podemos tener nosotros. Esto es por que nos sentimos desconectados en algún grado de los demás y de la vida. Si quieres llevar un paso adelante este proceso, busca su origen, descubrirás que la envidia te está mostrando algo qué hay que sanar, en particular un miedo o duda de tu capacidad de lograr eso que envidias.
  5. Convierte. La envidia genera separación, lo cual nos termina haciendo sentir frustrados. Pero la envidia rápidamente se puede transformar en algo positivo, através de la inspiración. Lo que envidiamos de los demás en realidad es un aspecto que igual está en nosotros. Como decía anteriormente los demás son un reflejo de nosotros también en lo positivo. Es decir, lo que otros están haciendo o tienen que yo quiero, también esta en mis posibilidades, lo puedo lograr. Los demás son en realidad una muestra de nuestra propia capacidad.

La envidia es en realidad una oportunidad para lograr lo que quieres, primero sanando esa energía que bloquea que fluya y después para inspirarte en los demás. En la medida en que los aceptas y les permites ser, también te permites a ti lo mismo, lo mejor es que algo les aprenderás y su energía te ayudará.

Tu también puedes ser todo lo que los otros son.

Namasté.

Publicado por Dano González

Avanzando en el camino de la luz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: