fbpx

El yoga te hace llorar

Una de los más grandes beneficios del Yoga es estar en contacto con tus emociones. Pues te permite el maravilloso resultado de hacer que estas fluyan, pero debe existir esta intención en particular. Debes permitirte sentir sin bloquearlas. Por que de no ser así se corre el riesgo de truncar lo mas maravilloso del Yoga: dejarse fluir sin juicios.

Hacer que las emociones fluyan nos llena de plenitud y armonía. Vacía nuestras cargas lo que hace que nuestra vida sea más liviana.

Conozco a varias personas que ciertas posturas los hacen llorar, yo he experimentado enojo, tristeza, alegría, y muchas emociones que las asanas o posturas liberan. Esa es la magia del yoga, te ayuda a permitir en ti el flujo natural de las cosas, ser uno con la vida.

La primera vez que llore en una postura, no lo entendí pero me sentí de maravilla, totalmente liberado.

El Yoga ocurre o sucede cuando “estamos” en la postura, en ese momento único influenciado por factores internos y externos, todos los días diferentes. Los que empezamos un camino de exploración hacia el Yoga, hemos descubierto que siempre es una aventura, el cuerpo nunca es el mismo, cambia en todo momento y por ende nuestra asana igual.
Nuestra conciencia cambia, y hay que aceptarla como este en este preciso momento. Luchar contra algo, solo lo hace mas fuerte, por eso es mejor siempre entregarse al momento y dejarse fluir.
Aunque en efecto, el yoga te puede hacer llorar, es bueno. Libera tu alma, libera tu ser. Y cuando estamos libres somos felices.

Namasté.

Publicado por Dano González

Avanzando en el camino de la luz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: