Llorar es bueno

Por mucho tiempo pensé que todo el asunto relacionado con la superación personal, era una absoluta basura. Se me hacía muy estúpido la idea de que por solo decir “Estoy feliz”, mágicamente todo fuera así. Obviamente ahora que estoy en esto (mas rápido cae un hablador que un cojo), entiendo lo poderoso que pueden ser nuestros pensamientos, pero también como hacer que funcionen en realidad.

Hay que entender algo, solo hay un espacio para una emoción a la vez. Así que si me siento triste será imposible sentirme feliz, por mucho que me lo diga a mi mismo. Esto es particularmente cierto con emociones que se han arraigado profundamente en ti. Así que a menos que encuentres la manera de liberar la emoción, no podrás sentirte feliz como deberías.

Es decir, hay niveles de intensidad en las emociones, hay algunas que simplemente con cambiar el pensamiento la emoción cambia, así de rápido. Pero hay otras como las que mencioné anteriormente que requieren de un trabajo de liberación. He descubierto en mi que estas emociones están tan pegadas por que tienen el propósito de brindarme un aprendizaje. Por eso son tan fuertes.

Descubrí también que taparlas con el alcohol, el azúcar o estar ocupado no las elimina, de hecho creo que las hace más poderosas ya que dejas de estar consciente de que están presentes, lo que hace que te afecten sin que te des cuenta.

Existen muchas maneras de liberación emocional, la terapia, el yoga, tapping, coaching, meditación, por citar algunas. Para que funcionen necesitan hacernos consientes de la raíz de la emoción, es entonces cuando milagrosamente la emoción baja de intensidad o incluso desaparece.

Es ahí donde podemos empezar a elegir como sentirnos. Desde el vacío. Ya que es muy desgastante estar diciendo “soy feliz” cuando en realidad la emoción predominante en ti es la tristeza. Es incluso es tonto pues estás queriendo hacerte ver como no te sientes. Pero cuando has liberado la emoción  todo se vuelve más fácil.

Ahí es donde las personas que tienen una felicidad plena trabajan. Dirigiendo sus emociones hacia donde se quieren, pero también atendiendo cualquier sentir que presente una incomodidad, y con esto haces que en verdad las cosas caminen.

Nick Ortner promotor de la técnica tapping que consiste en sacar a la luz nuestros trapitos emocionales sucios, cuenta que justamente le comentó a Louise Hay que si su técnica no iba en contra con todo este tema de las afirmaciones, a lo que ella respondió: “Para limpiar adecuadamente tu casa tienes que ver la suciedad”. ¡Cuanta sabiduría!

Tenemos miedo de ver lo que nos duele, pero solo cuando lo hacemos podemos estar libres de cargas que nos impiden ser feliz. ¡No hay nada que temer! Nuestras emociones por muy “feas” que se sientan solo nos están mostrando si estamos o no en el camino.

Liberar para estar en paz. Esa es la fórmula.

Namasté.

pd. Aprende a escuchar tus emociones, y aprenderás a tener la vida que tus sueños.

Publicado por Dano González

Avanzando en el camino de la luz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: