Me he sentido vulnerable.

El grado de tensión con el que he vivido últimamente es muy alto. Sin duda hay situaciones en la vida que las estoy sintiendo mucho más fuertes que yo, por eso me siento tan amenazado y temeroso. Lo peor, es que tengo que reconocer que estoy en esta situación por no haber puesto algunas cosas en su lugar en el momento adecuado. Así que hoy estoy pagando un poco las consecuencias de esto.

Es un miedo que hay detrás de todo esto de alguna manera me queda claro. No me siento en control, me siento vulnerable de las circunstancias y lo mas estresante para mi, es que mi poder personal lo he dejado a un lado, a un punto que siento como si simplemente estuviera gravitando por la vida.

Así que estoy teniendo que hacer algo muy simple, esclarecer mis pensamientos, ordenar mis ideas que están un poco revueltas, y me queda claro que lo que hay que hacer en principio es fácil, necesito confiar en mi y poner orden en algunas cosas. Pero la implementación de esta idea es justo la que se pone interesante, pues si no lo he hecho es por algo muy claro, miedo.

Tengo miedo a que poner orden me haga dejar de ser un persona buena, que poner disciplina implique que la gente me abandone o que me vean como un mal líder. Y aunque me queda claro eso son simples ilusiones de mi ego, ahí esta mi trabajo serio.

¡Por eso me siento tan vulnerable! Estoy dejando en circunstancias externas mi destino. Necesito confiar en mi y en la vida y empezar a hacer las cosas que se que necesito hacer y en el momento adecuado.

Ser una persona “buena” para mi es una de mis grandes virtudes, pero en desequilibrio hace que yo de mas a los demás y me cueste trabajo exigirles. Pero eso si quiero avanzar en el camino de la felicidad debo cambiarlo. Debo dejar de ser dadivoso para empezar a ser justo. Siempre he sabido que es importante ser ético y justo, pero lo estoy confundiendo con permitir que me jalen los pies.

Creo que en las personas, y estoy claro que todas las personas tienen una luz muy importante en su interior. Pero la decisión de cada persona al respecto sobre como quiere actuar es lo que determina muchas cosas. Las relaciones más armoniosas y plenas son las que se encuentra un equilibrio donde ambas partes ganan. Si yo pongo de más estoy permitiendo que la otra persona no se permita tener un equilibrio.

Así que hoy decido ser fuerte, decido ser justo, por que me amo y amo a los demás.

Namasté.

Publicado por Dano González

Avanzando en el camino de la luz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: