Rendirse nunca fue opción: ¡Hoy comí los mejores hotcakes veganos que he hecho en mi historia de cocinero!

Hoy hice los mejores hotcakes veganos de mi historia como cocinero.

http://gph.is/1Tvko8k

Si los probarás hubieras quedado fascinadx como yo quedé. Debo decir que son fruto de muchos pero muchos intentos en donde solo me los comí por orgullo. Fallé tanto que solo mi inmenso amor por los hotcakes me hizo seguir intentando y este esfuerzo no solo se recompenso con el resultado sino con algo aún más valioso.

Cuando decidí ser vegano, mi esposa con toda la razón del mundo, me mando a hacer mi comida ya que yo fui muy exigente sobre la manera en la que quería que se preparara las cosas. Si mi determinación por ser vegano no hubiera sido fuerte en ese momento hubiera renunciado por tener todo en contra; pero continúe.

Hoy llevo más de dos años siendo vegano, pero no hoy no se trata de hablar de lo maravilloso que ha sido este proceso, sino de la importancia de ser firme hacia las cosas que quieres. Los primeros pasos siempre van a ser los más difíciles y si te enfocas en los fracasos, definitivamente será muy pero muy difícil seguir avanzando. ¿Por que no mejor enfocarse en los aprendizajes?

Nuestro ego nos hace creer que las cosas tienen que salir a la primera y que si no es así hemos fracasado para siempre.

Siguiendo el ejemplo de los hotcakes, cada vez que no me salieron bien, mientras los comía en ves de estar mentando madres por que no salieron soñados, estaba analizando que podría hacer distinto para que salieran mejor.

Rendirse nunca fue una opción para mi. Aunque eso no significa que no me tomara ciertas pausas para desintoxicarme de la frustración de cada intento fallido.

Te pongo el ejemplo de los hotcakes por que es lo más reciente, pero me ha pasado muchas veces en mi trabajo, en el yoga, incluso en la escritura. Solo cuando mi determinación ha sido lo suficientemente poderosa es que he podido ver cada tropiezo como una oportunidad para levantarme mucho más fuerte.

Solo al verme en realidad como una obra en proceso y que no necesariamente lo se todo, es como he podido de alguna forma sentirme más tranquilo conmigo mismo. De lo contrario soy demasiado exigente y duro, justo lo que hace que las cosas no me salgan de la mejor manera.

No saber no significa que no se te de. Solo que hay que aprender para que lo que quieres pueda llegar. Mereces lo que quieras y también te mereces disfrutar de los frutos de tu aprendizaje.

Namasté.

Publicado por Dano González

Avanzando en el camino de la luz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: