Fallar no te define.

En definitiva equivocarse es de las “peores cosas que nos pueden pasar”. Frustra enormemente intentar algo con toda la ilusión y que no se nos de. Por si fuera poco el perfeccionismo (que está involucrado en esta sensación) es el padre de todos los sufrimientos. Y es que en realidad fallar es una señal deSigue leyendo «Fallar no te define.»

A %d blogueros les gusta esto: