Universo, ¿Como te puedo servir?

Sin importar el nivel de despertar que el trabajador de la luz tenga, siempre hay una parte de su ser que le recuerda que viene a servir. Esta necesidad puede llegar a ser tan fuerte que tiende a bloquearlo o a desesperarlo. La respuesta ante este simple pero trascendente problema esta en enfocarse en su función en la tierra.

El trabajador de la luz solo encuentra paz interior cuando sabe que esta sirviendo al universo y muchas veces permite que su ego lo detenga de hacer esto. El ego no es el villano, el ego solo esta protegiendo al trabajador de la luz de salir lastimado. Aquí las cosas no son de pura luz, pues también hay oscuridad.

Es por eso que al trabajador de la luz le cuesta tanto trabajo cumplir su misión de servicio al universo, pues no solo su ego lo “protege”, sino que además no necesariamente esta alineado a hacerlo. Ponerle solución a esto es muy sencillo, solo basta preguntarse: “Universo, ¿como te puedo servir en esta situación?», la respuesta siempre va a solucionar la encrucijada.

Para los trabajadores de la luz que aún no conozcan de que manera especifica contribuyen a servir al universo, basta que hagan esta pregunta en general, seguramente se darán cuenta de que les gustaría hacer algo para ayudar a que este sea un planeta mejor para vivir.

La respuesta se valida cuando es una respuesta amorosa. 

Estar alineado al servicio es básico para que pueda vivir en paz, de lo contrario siempre habrá algo que lo este llamando a cumplir su misión. El trabajador de la luz, se da cuenta a pesar de las dudas que pueda tener al respecto, que viene a esta tierra a marcar diferencia. Por eso se cuestiona tanto el asunto de su propósito de vida.

Ser feliz es el propósito más importante del trabajador de la luz. Pero curiosamente para el o ella, la forma es muy relevante. No es igual a los demás, su felicidad viene de servir a otros. Es lo único que en realidad le llena el corazón, o lo que se lo parte cuando no lo hace.

Solo basta que el trabajador de la luz se alinee a servir al universo, para que vea como su vida cambia radicalmente para bien. Lo que antes era confusión, comenzará a ser claridad. Todo por estar haciendo lo que necesita hacer para cumplir con su razón de estar en esta realidad física.

Ser un trabajador de la luz, implica si o si, necesitar a toda costa servir. 

Namasté.

Publicado por Dano González

Avanzando en el camino de la luz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: